jueves, 6 de febrero de 2020

FORO POLITICO

Astudillo: No a la confrontación
Por Salomón García Gálvez
A lo largo de más de cuatro años el gobierno estatal que encabeza el mandatario Héctor Astudillo Flores, ha tenido que lidiar con todos los grupos de las llamadas “autodefensas”, que también se dicen “policías comunitarios”. Son un dolor de cabeza hasta para la Federación. 

El trágico y luctuoso saldo por los enfrentamientos entre esos grupúsculos es impresionante por la gran cantidad de muertos en varias regiones del estado de Guerrero. Tales grupos están contaminados, lo dijo el presidente AMLO.
El gobernador Astudillo Flores, ante situaciones que han hecho crisis por los eventos violentos, ha logrado salir airoso, pero se entiende que existen intereses por desestabilizar a su gobierno, que cuenta con amplio respaldo del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien también resulta afectado.
El último hecho que provocó un escándalo no sólo estatal sino nacional, fue el asesinato de diez músicos -17 de enero-, en el municipio de Chilapa, cuando retornaban a su comunidad de origen, Alcozacán. Todo el aparato del Estado Mexicano en materia de seguridad intervino en esa zona, por llamado del mandatario estatal.
Personalmente Astudillo Flores junto con su esposa Mercedes Calvo de Astudillo, han atendido a las viudas, huérfanos y dolientes de ese repudiable hecho que enlutó más de diez hogares. Se les dotaron de diversos apoyos en efectivo y materiales además de ayuda médica y sicológica.
Sin embargo, existen dos grupos antagónicos: CRAC-PF y Paz y Justicia, quienes de manera irresponsable acusan al gobierno (federal y estatal) de la masacre de los diez músicos. De diversas maneras, el gobernador Astudillo Flores los ha convocado a la paz y la concordia.
El pasado fin de semana (domingo) el mandatario guerrerense volvió a visitar Alcozacán y El Jagüey, Chilapa, acompañado de su esposa Mercedes Calvo, donde entregaron más apoyos a la gente de esos poblados, y les volvió a pedir que den fin a la confrontación, “porque los pueblos no son enemigos, son hermanos”.
Montaje o como le llamen, el hecho de que niños de la montaña encapuchados porten armas de bajo calibre y hasta de madera, impactó a nivel nacional; sin embargo el gobierno encabezado por Astudillo Flores, ya puso en marcha diversos programas sociales, respaldado por la Federación. AMLO recibió personalmente al gobernador Astudillo en Palacio Nacional.
Es probable que serán canceladas órdenes de aprehensión contra “policías comunitarios”, quienes -trasciende- tienen mala fama; esos grupos apagan el fuego con gasolina y no coadyuvan para la gobernabilidad. Les falta capacitación policiaca y educación. El mismo presidente AMLO, no los ve bien.
Las situación en la región de la baja montaña Chilapa- se está tranquilizando por la oportuna intervención del gobernador Astudillo Flores, quien ha dado muestras de ser un servidor público responsable y hace su trabajo con eficacia, sobre todo donde surgen eventos de violencia. Pareciera que grupos  proclives a la violencia, buscan desestabilizar. A ver qué ocurre más adelante.
SUCESIÓN 2021: OPERACIÓN CHANTAJE.
La auto llamada “izquierda” en Guerrero –PRD y Morena-, sus líderes están divididos. Desmedida ambición por el poder y las canonjías, los hace perder piso. Varios de esos dirigentes, más los perredistas, caminan desnudos y ni cuenta se dan.
De risa, el “destape” del ex alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez, quien tuvo la ocurrencia de hacer un evento público en Chilpancingo. ¿Por qué no lo hizo en el puerto?
Quien verdaderamente manda en el PRD estatal, es el ex gobernador Ángel Aguirre Rivero. El actual PRD, ya no es el mismo de hace unos 15 o 20 años. Se desinfló; va en caída libre, pero sus voraces líderes se dan ánimos. El PRD, ya es un cascarón. A lo mejor Ángel, lo levanta otra vez de la lona.
Y en el Morena, las cosas andan muy mal. Ya se formaron tres camarillas, principalmente las que encabezan: Pablo Amílcar Sandoval (pésimo delegado federal), César Núñez Ramos y el de un cochupero ex rector de la UAGro; de éstos se derivan otras tribus no menos ambiciosas y un diputado federal -Cayetano- que tiene cero producción legislativa en la CDMX.
A estas camarillas se agrega el embozado diputado del Morena, Arturo Martínez Núñez, sobrino del delegado federal regional en Acapulco, César Núñez. 
Arturo, hace un año pretendió mediante argucias legaloides quedarse con un enorme terreno en Punta Diamante, Acapulco, valuado en millones de dólares. Hasta con lonas y mantas lo denunciaron, no por honesto. Desde arriba, lo pararon en seco y tuvo que recular.
Morena en Guerrero, tendrá candidato a gobernador -hombre o mujer-, el que diga el presidente AMLO, igual como lo hacía el viejo y rancio PRI durante su reinado que duró más de 70 años. Los ex presidentes de la era priista, eran chingones para elegir a sus sucesores. La misma historia se repetirá. 
Más claro: AMLO con su “dedito mágico”, “destapará” al candidato del Morena a gobernador de Guerrero; por eso Félix Salgado Macedonio “El Toro sin Tuercas”, anda muy nervioso; ya no sabe qué hacer para que AMLO lo apoye. La última ocurrencia de Félix, fue publicar vieja fotografía donde aparece con AMLO. 
A Félix, no le quedará otra que lanzarse como candidato del partido reaccionario y conservador llamado Encuentro Social –PES-, porque en el PRD manda Ángel Aguirre. Hay quienes dicen que el PRI podría postular a FSM.
Lo que hacen líderes del PRD y Morena, es dar un espectáculo grotesco no sólo porque exhiben -fuera de tiempos- voraz ambición por el poder sino porque varios quienes se dicen “precandidatos”, saben que tienen nulas posibilidades; pero van a la negociación, repechaje y operación chantaje. Al tiempo… Punto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario