martes, 17 de noviembre de 2020

DE ADICTO A ADICTO

 Desintoxicación:

Por Ernesto Salayandía García

¿Por qué recae, el recaído? Porque nunca se ha levantado.

 Existen más de mil  centros de rehabilitación en la República Mexicana,  bajo el mismo esquema de internamiento a puertas cerradas y en un proceso de 3 meses están cortados con la misma tijera,  el formato interno,  es similar de un anexo a otro,  la terapia  agresiva,  de adicto a  adicto,  “las ayudas”  por favor de léase entre comillas,  qué son los castigos para los internos, maltratados,  por diversos motivos las bienvenidas.  las frases como la muy conocida de hecho humildad y también es muy similar de un anexo a otro,  el índice de recaídos confirmado, que de cada 10 internos,  nueve recaen y muchos de los inquilinos de estos centros de rehabilitación,  tarde que temprano se hunden en depresión,  en consumos excesivos de drogas más fuertes, y tarde que temprano, repiten los viejos moldes,  en ese concepto las técnicas terapéuticas, obsoletas,  no quedan fuera,  de igual manera,  el reporte que hay respecto al índice de recuperación,  es completamente bajo,  quiere decir que algo está mal,  que los adictos no han respondido en años a este esquema tradicional,  que no es por ahí el camino de la rehabilitación y queda de manifiesto,  qué es un rotundo fracaso,  salvo sus muy honrosas y contadas excepciones, otro caso,  la norma oficial de la SSA la NOM 28,  qué es el decreto del sector gubernamental,  para que este tipo de centros brinden un servicio profesional, digno  y oportuno,  por supuesto que brilla por su ausencia, tan solo en la calidad de las instalaciones y la comida.

¿Por qué no dan resultados, la mayoría de los  anexos?

El adicto,  ingresa a la fuerza y es sometido,  en la mayoría de los casos a una terapia agresiva y obligada,  llega en condiciones físicas no muy favorables desgastado,  desganado y  desbastado,  por el exceso consumo de sustancias tóxicas, desveladas, mal comidas,  que lo tiene anémico desnutrido muy delgado con un nivel altísimo de ansiedad y neurosis a flor de piel, sumamente alto,  en los 3 meses que dura el proceso de internamiento,  su condición física y mental no cambia,  por el contrario,  son pocos los beneficios que se adquieren las condiciones higiénicas y físicas de lugar,  deprimen a cualquiera,  el trato humillante,  por demás denigrante, lo que  provoca el adicto, resentimientos, miedos y que  entre en depresión, no habrá terapia que pueda convencer al interno de un cambio.  los dormitorios se estila que duerman hasta cien  internos en un cuarto muy reducido, sin ventilación, ni calefacción, con colchones o colchonetas  muy sucias,  así como cojines y fundas,  que no se han lavado  en años, claro , el olor que destilan estas habitaciones en los centros de rehabilitación la mayoría de ellos es completamente desagradable y definitivamente las condiciones de lugar no ayudan en nada a la rehabilitación de un adicto,   lamentablemente la familia se hunde cada vez más y más ,  durante los 7,  10 o 15 procesos qué tiene que llevar su adicto para poder lograr la recuperación,  no existe un programa nutricional,  la mayoría de sus centros recurren a los donativos de las centrales de abastos,  que en sus en su mayoría son productos echados a perder, desperdicios o a punto de serlo y son los que se componen de donativos, por esa razón  la comida es deficiente,  nada nutritiva ni nada rica, el director del anexo, no gasta,  ni le invierte a una buena alimentación, por esas razón,  el interno se harta de comer lo mismo todos los días,  escuchando el argumento, de  qué es un programa de valorización y que el adicto en su vida ha valorado un plato de comida.- Que no se confunda, se trata de enfermos, anémicos y desnutridos, no por ello se les va a dar un trato de perros, o peor.-

Sobrada la información,  que esté, es problema de salud pública y salud mental,  se trata de una enfermedad,  incurable,  progresiva mortal, es  una enfermedad,  físico,  emocional,  mental,  espiritual y ligada a la personalidad, es una enfermedad,  burlona,  contagiosa y genética,  y que no va a desaparecer de la noche a la mañana,  ni por arte de magia, es genética y contagiosa,  no hay salida, somos una sociedad de enfermos adictos y emocionales,  menos en esas condiciones qué ofrecen una gran mayoría de centros de rehabilitación llamados anexos. En recuperación,  estamos en pañales, peor, en prevención.- 

Una terapia obsoleta y fuera de tiempo

Hay que reflexionar sobre la condición del adicto quién en la actividad sufre y  hace sufrir a la familia,  vive en días de agonía,  triste,  apagado,  solo y por ignorancia,  muchas veces,  por soberbia,  no busca ayuda y al correr del tiempo lo que el adicto hace,  es tocar y tocar fondos,  el llegar a un anexo de esta categoría es, un anexo,  un enero fondo y creo que ha llegado la hora de que esta situación cambie,  debemos de  profesionalizar la rehabilitación,  empezando por una norma oficial, en la construcción de las instalaciones,  que deben de ser dignas y apropiadas para el fin que se está buscando, por otra parte,  la terapia de choque, tiene que desaparecer,  y aplicar el conocimiento,  con talleres,  técnicas,  pláticas y conferencias.  que resultan ser agradables, por demás atractivas, como el cine debate, y así facilitar el aprendizaje, por esa razón,  debe de cambiar la mentalidad de los dueños de los centros de rehabilitación y deben de estar regidos por una sola tónica, basada en el respeto al enfermo y el respeto a sus derechos humanos y a sus derechos constitucionales,  el gobierno tiene que  exigir,  capacitación y preparación probada para,  toda aquella persona que desee operar un centro de rehabilitación,  estos centros,  tienen  que estar supervisados por servidores públicos honestos y capaces que evite en cualquier tipo de violación al integridad de los internos,  se debe de exigir un plan nutricional,  el adicto tiene necesidad de recibir una alimentación adecuada saludable y digna,  así como también,  recibir una terapia digna , profesional no improvisada con pasantes en psicología, o  adictos en recuperación,  si no que se  debe  aplicar la terapia de manera profesional usando para ello los recursos y la tecnología del momento.- Son vidas las que está en juego

No hay comentarios.:

Publicar un comentario