miércoles, 24 de marzo de 2021

EL FILÓSOFO DE GÜÉMEZ

 Los estudios dan conocimiento…

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Hoy te invito a que recuerdes que el buen sentido del humor es una fuerza vital que nos ayuda a gozar de la vida a plenitud; una sonrisa, además de ser “una línea curva que todo lo endereza”, embellece y adorna el rostro de la gente feliz. 

En ese sentido me permito parafrasear un viejo chiste que circula en el colectivo social desde aquellos tiempos en los que las “víboras andaban paradas” y actualmente anda en la red y lo pongo en voz del Filósofo: “Resulta que una familia de Güémez, como tantas que desde distintas latitudes de América han partido en búsqueda del sueño americano, llega a los Estados Unidos, inmediatamente Cantarino –el jefe de familia– lleva a su hijo a inscribir a 6º grado en la Elementary School, es decir en la escuela primaria.

El primer día de clase, la maestra presenta al niño mexicano, al mismo tiempo que dice a los alumnos:

— Niños durante algún tiempo estuvimos en línea, hoy daremos un repaso a historia de América del Norte. ¿Pueden decirme quién dijo: “Denme la libertad o denme la muerte”?

Los niños, guardaron silencio, excepto Audumaro –el niño de Güémez– quien inmediatamente levanta su diestra para responder:

— Patrick Henry, en 1775.

— ¡Excelente! –dice la maestra al mismo tiempo que pregunta de nuevo.

— ¿Quién dijo: “El gobierno del pueblo para el pueblo no debe desaparecer de la faz de la tierra”?

De nuevo, el salón entero guarda silencio, sólo Audumaro levanta la diestra y dice:

— Abraham Lincoln, en 1863.

Sin poder dar crédito a lo que oye, la profesora arremete contra el resto de los alumnos:

— Niños, ¿No les da pena? Este niño que recién acaba de arribar a nuestro país, sabe más de nuestra historia que todos ustedes juntos. La maestra alcanza a escuchar un grito que en voz baja dice:

— ¡Inguen a su mad$%&=? los mexicanos!

— ¿Quién dijo eso? preguntó molesta la Teacher.

Nuevamente el niño de Güémez levanta la mano y dice:

— El gobierno americano el 9 de marzo de 1916, después de la expedición punitiva de Pancho Villa a Columbus.

La clase queda muda y uno de los chicos alcanza a decir: — ¡Quiero vomitar!

La Teacher busca entre el alumnado tratando de encontrar quién fue el alumno irrespetuoso:

— Óiganlo bien, quiero saber ¿quién dijo eso? –dice la Teacher.

— En el año de 1991 –Responde Audumaro– George Bush, al primer ministro japonés.

Uno de los estudiantes, irascible, desde el fondo del salón de clases le grita al mexicano: 

— ¿A ver si chupas ésta?

Audumaro responde inmediatamente a la Teacher:

— Eso lo dijo en 1997 el presidente Bill Clinton a la joven Mónica Lewinsky.

El alumno que era el más aventajado del salón de clase gritó:

— ¡Yo era el primero hasta que llegó este extranjerito de mierda!

Audumaro con una inmediatez sorprendente responde:

— Mario Vargas Llosa a Fujimori en las elecciones peruanas de 1990.

Los niños entran en un estado de neurastenia colectiva, al mismo tiempo que la Teacher se desmaya y se propaga la anarquía. Mientras los niños se arremolinan alrededor de la Teacher que permanece desvanecida en el suelo, uno de ellos exclama:

— ¡La cagamos! ¿Y ahora cómo chingados arreglamos este desmadre?

Audumaro responde inmediatamente:

— César Nava, presidente del PAN en la Cámara de Diputados en marzo de 2010.”

Por eso el Filósofo de Güémez dice: 

“Los estudios dan conocimiento… ¡LO PENDEJO VIENE DE NACENCIA!”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario