miércoles, 18 de agosto de 2021

EL FILÓSOFO DE GÜÉMEZ

 ¡Todo es relativo!

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Cuenta la historia que: “Menecmo fue uno de los maestros de Alejandro Magno. En cierta ocasión este le preguntó si existía algún atajo para acceder a la geometría, a lo que Menecmo le contestó: 

— ¡Oh, rey! para viajar por el país hay caminos reales y caminos para los ciudadanos comunes, pero en la geometría hay un único camino para todos.”1

La tarea de armonizar las leyes físicas y espirituales para que trabajen a nuestro favor, es un camino igual para todos, no tiene diferencias en edad, sexo, posición política, económica, religiosa o social. 

Cuando aprendes el oficio existencial de trabajar en tu equilibrio y armonía, aparece la magia de la vida, que te ayuda a construir puentes espirituales, que te alinea con el universo, para que todo maniobre a tu favor, te conecta con la prosperidad, con la abundancia de bienes y de dones, con la salud, te ocupa en tu transformación, en tu crecimiento físico y en tu evolución espiritual.

Para el viejo Filósofo diariamente vivimos al límite de los milagros, pero por andar buscando dinero, ascensos, poder, riqueza, lujos, omitimos reconocerlos y encontrarnos con su majestad y potencia.

“Los milagros no son las suspensión de una ley natural, sino la implementación de una ley superior” que están a la disposición de todos, el secreto está en elevarte y atraerlos a ti con fe, amor y humildad a través del poder de la oración, que trasluce una luz espiritual e inacabables posibilidades que pasan desapercibidas para los demás.

Los abuelos, sabios por naturaleza propia, aconsejan a: “Tener paciencia, constancia y valor para ver lo invisible, creer lo increíble y lograr lo imposible.”2 Y te das cuenta que cuando crees en el ser más espectacular que DIOS ha creado en el universo, –tú mismo– nada es imposible. El viejo Filósofo te invita a que no dejes de cerrar círculos con amor y de abrir los nuevos, con tanta fe, que seas capaz de escribir hoy, la historia de tu vida de una manera espectacular.

Vivimos en un mundo marcado por el estrés, en el que rápido no es sinónimo de mejor, en el que a veces la prisa te gana y creo que hasta te atropella, generando cortisol, que como ficha de dominó que cae, trae a tu cuerpo triglicéridos y colesterol… dañando tu salud.

Ten paciencia –que es la ciencia de la paz– que nada te robe “los anocheceres tranquilos y los amaneceres bellos” “El tiempo del Señor es perfecto” todo llega en el momento preciso, en el tiempo correcto… “¡ten paciencia! esta ‘es amarga… pero su fruto es dulce’”3  La vida es una obra inacabada, siempre en proceso de perfeccionamiento, con “enseñanzas eternas… para tiempos difíciles,” las cosas a veces intrascendentes y pequeñas, son las que te dan una renovada perspectiva de la existencia.

HOY, recuerda que en la vida… todo es relativo, en un vaciamiento de emociones innecesarias que además de que enferman, dañan tu ser, DATE PERMISO DE… sacar tus miedos, temores, odios, rencores, resentimientos, ira, para que tengas espacio para que entre el poder del amor y con él… una inagotable paz para tu alma.

HOY conmemora “Que el amor de DIOS no tiene límites” por ello elige DAR con todo tu ser, recuerda que: “DAR, es la mejor manera de recibir; se AGRADECIDO, gracias, es una palabra que atrae paz y prosperidad a tu vida;  ORA, la oración te conecta con tu divinidad interior; PERDONA, el perdón es dos veces bendito: bendice al que lo da y al que lo recibe; sin importar las circunstancias AMA, el amor es fuente de salud, y SE FELIZ, es una decisión personal y el camino de tu sanidad material-espiritual.”

Resulta que el ginecólogo espera a su paciente, después de media hora, piensa que ya no vendrá, entonces decide tomarse una copa para relajarse antes de ir a casa. Tomaba confortablemente, cuando tocan la puerta, es la paciente que pide disculpas por el retraso. 

— No hay problema –dice el médico– estaba tomando una copa mientras esperaba. ¿Quiere tomar algo? 

— Con mucho gusto acepto –responde la paciente– Me vendrá bien, con el cansancio que traigo. 

El doctor le sirve una copa, se sienta frente a ella y empiezan a platicar. De repente se oye un fuerte taconeo y ruido de llaves en la puerta del consultorio. El médico sobresaltado se levanta bruscamente e indica: 

— ¡Mi vieja! rápido ¡Desnúdese… y abra las piernas! 

Ves lo que el viejo Filósofo dice: “EN LA VIDA… ¡TODO ES RELATIVO!”

1http://www.epsilones.com/paginas/t-anecdotas.html#anecdotas-obvioprinceton; 2.http://www.reflexionesparatiyparami.com/2012/11/ten-paciencia-constancia-y-valor-para.html; 3. Jean-Jacques Rousseau

No hay comentarios.:

Publicar un comentario