domingo, 17 de julio de 2022

Déficit de atención e hiperactividad pueden detonar problemas sociales que afectan desarrollo de niños y adolescentes: IMSS

 De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Guerrero, el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es una alteración del sistema neurológico, que afecta, principalmente, a niñas, niños y adolescentes; no obstante, puede identificarse en la vida adulta.

Este padecimiento puede tratarse por un equipo multidisciplinario en el cual intervienen, en la mayoría de los casos médicos, especialistas en: Medicina Familiar, Psiquiatría, Neurología, también psicólogos, contando con al apoyo también del área de Trabajo Social.

La neuróloga pediatra del Hospital General Regional (HGR) No. 1 “Vicente Guerrero”, Arisbeth Hernández Cortés, explicó que los síntomas o características pueden ser variados, pero se puede identificar: alteración en el aprendizaje escolar, incapacidad en realizar algunas actividades personales y muy difícilmente pueden crear vínculos sociales sólidos.

Explicó que el término déficit se define como una alteración en el sistema nervioso, que tiene como consecuencia la alteración del neurodesarrollo del niño, la niña y del adolescente, por lo que el “déficit de atención es cuando no prestan la atención adecuada conforme al neurodesarrollo en la etapa del crecimiento que se encuentran, pudiendo identificarse desde los 4 a los 18 años”.

Asimismo, la doctora detalló que una causa importante de dicho déficit es originado por una alteración en la producción de dopamina, sustancia que se encuentra en el cerebro y que permite fijar o poner atención en alguna actividad; por ejemplo, cuando se está charlando o cuando se está teniendo alguna actividad que involucre un aprendizaje y o atención como puede ocurrir en una clase de cualquier tipo.

La especialista señaló que una persona con TDAH presenta algunas características particulares como: dificultad por terminar tareas escolares, le disgusta iniciar tareas que requieren refuerzo o esfuerzo mental sostenido, en ocasiones descuido en objetos personales para realizar actividades, además de que se distrae con facilidad por estímulos externos y olvida realizar actividades cotidianas.

Con la valoración del médico especialista, se le determina al paciente un tratamiento médico. Una de las recomendaciones es que el menor de edad lleve a cabo alguna actividad deportiva, misma que lo ayudará a mejorar su salud. 

La neuróloga pediatra indicó que para lograr esta atención adecuada, es necesario que la familia conozca las características de esta condición de vida y acuda de forma inmediata con un especialista para confirmar o desestimar si se trata del TDAH o algún otro padecimiento.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario