domingo, 7 de junio de 2009

Balacera en Acapulco mantiene en jaque a Caleta se enfrentan soldados y sicarios

http://www.eluniversaltv.com.mx/detalle12925.html



Adriana Covarrubias Sandoval / Corresponsal
El Universal
Acapulco, Gro. Domingo 07 de junio de 2009
00:08

Una balacera, que lleva más de dos horas, entre grupos de la delincuencia organizada y elementos del Ejército Mexicano, Marina, Policía Preventiva, Estatal y Federales, mantienen en alerta a las autoridades policíacas y atemorizados a los habitantes de la zona turística de Caleta, donde se albergan condominios, hoteles, moteles y mantienen rodeado la plaza de Toro Caletilla.
La balacera, que inició desde las 20:00 horas, paralizó las actividades del Acapulco tradicional, donde las avenidas de esa zona fueron cerradas por los militares para buscar a los sujetos armados que se esconden entre los moteles, terrenos baldíos y la plaza de toros, que se ubican en la calle avenida Antonio Lomelí.
Durante el combate, que se ha prolongado durante más de dos horas, se ha escuchado la detonación de al menos cuatro granadas y el accionar de armas de grueso calibre.
De acuerdo con los primeros reportes, una camioneta de efectivos federales que patrullaban el área del zócalo de Acapulco, marcó el alto a una camioneta con vidrios polarizados que se mostraba sospechosa sobre la avenida costera, a la altura del edificio de la CROM, pero los individuos desconocidos se resistieron a parar su vehículo e iniciaron los disparos de armas de fuego contra los federales dándose a la fuga por el rumbo del balneario de Caleta.
Luego de la fuga de los desconocidos, los efectivos federales pidieron refuerzos, ya que los hombres armados se dirigieron al área de los moteles de paso que se ubican en la zona del Acapulco Tradicional.
Los individuos armados, se parapetaron en algunas casas habitación y otros en los moteles como Las vegas y el Picolino, desde donde empezaron a disparar contra el Ejército Mexicano.

Durante el cruce de la balacera, que hasta las 23:00 horas continuaba, los militares y elementos de la Marina, cubiertos del rostro con capuchas, buscaban a los sujetos en la plaza de toros, moteles y en una casa que se ubica en un terreno baldío. A las 22:15 horas, la balacera y las explosiones se intensificaron entre sicarios y cuerpos policíacos.

Vecinos del lugar comentaron que algunos sujetos armados, jóvenes y vestidos de playera blanca y pantalón de mezclilla, bajaron armados de unas vecindades que se ubican atrás de los moteles y que lograron huir en un vehículo compacto, mientras que otros brincan por las azoteas de las hospederías y casas habitación.

En el servicio de emergencia 066 se recibieron varios reportes, de personas que pedían la presencia de los cuerpos policíacos porque escuchaban detonaciones de granadas y balaceras.

Hasta el momento el área se encuentra rodeada por policías de los tres ordenes de gobierno y no hay acceso para la seguridad de los vecinos, transeúntes y periodistas que dan cuenta de los hechos, de acuerdo a versiones policíacas no hay detenidos y no se han reportado perdidas de vidas de los delincuentes ni bajas por parte de los federales.