viernes, 25 de diciembre de 2009

Carro de bomberos lesiona accidentalmente a una niña

El día de ayer un carro pipa perteneciente al cuerpo de bomberos de la localidad lesionó en forma accidental a la niña Fernanda Yaret Navarrete Irra de 9 años de edad, cuando ésta última andaba de curiosa cuando los traga-humo sofocaban un siniestro en la colonia 24 de Abril.
El accidente se suscitó cuando el carro pipa de bomberos se preparaba para apagar incendio, y cuando maniobraba se le desprendió una pieza de metal, la cual le cayó en el pie derecho a la niña mirona.
Testigos de los hechos informaron que la infante lesionada fue atendida por los paramédicos de la Cruz Roja Mexicana dentro de su domicilio particular, y momentos después fue trasladada al hospital general regional “Dr. Bernardo Sepúlveda Gutiérrez”, y más tarde la trasladaron a una clínica de especialidades en donde fue atendida de su lesión.
Cabe señalar que los gastos de la lesionada fueron costeados por los miembros de protección civil y bomberos de la localidad.

Se Incendia un Predio Baldío en la 24 de Abril

Gran movilización causó entre los servicios de emergencia una columna de humo que se podía ver desde varios puntos de la ciudad, lo cual al parecer se trataba de un incendio en la colonia 24 de abril.
El siniestro se localizó al filo de las 14:50 horas del día de ayer, por lo que elementos de protección civil, bomberos y paramédicos de la Cruz Roja Mexicana, los cuales al llegar al lugar del siniestro apreciaron que se trataba de un lote baldío que estaba en llamas, por lo que procedieron a acordar en área y apagar el fuego.
Fuentes oficiales dieron a conocer que el incendio fue ocasionado porque personas irresponsables quemaron basura en ese lugar propagándose las llamas por todo el predio amenazando con alcanzar algunas viviendas que colindaban con el predio incendiado, pero las llamas fueron sofocadas oportunamente por los heroicos traga-humo antes de que se propagara y causara un desastre de mayor magnitud.

Perdió el control y se volcó en el boulevard del aeropuerto


El viernes de la semana pasada alrededor de las 12:40 de la madrugada se recibió una llamada de auxilio al Centro de Inteligencia (CIHUA), que movilizó a los cuerpos de emergencia, la cual indicaba que en el boulevard se encontraba un auto chocado a la altura de la báscula.
Cuando los bomberos arribaron al lugar del accidente, se percataron que Luis Alberto Hernández Robles de 28 años de edad se encontraba prensado entre los fierros retorcidos del automóvil accidentado, a quien los elementos de protección civil tardaron poco más de 20 minutos para sacarlo.
Fuentes oficiales dieron a conocer que cuando Luis Alberto Hernández Robles se encontraba ebrio y se trasladaba del puerto de Zihuatanejo a su domicilio particular ubicado en la comunidad de El Coacoyul, perdió el control de la unidad que tripulaba saliéndose de la cinta asfáltica impactándose contra un cerro de tierra, quedando el automóvil destrozado y el ebrio conductor atrapado en su interior.
El automóvil accidentado es un automóvil Tsuru, placas de circulación HES-68-33 del estado de Guerrero, el cual fue remolcado al corralón municipal, mientras el beodo conductor fue trasladado al hospital general regional “Dr. Bernardo Sepúlveda Gutiérrez”, para su atención médica.